23.1.12

Hay un día...



Hay un día, ya verás. Un día que es la hostia.

Ese día todo es bueno.
Ves a la gente que quieres ver, comes la comida que más te gusta 
y todo lo que te pasa ese día, 
es todo lo que tú quieres que te pase. 
Si pones la radio, la música que sale es tu canción favorita. 
Si vas a la tele ese día, por ejemplo a un concurso, lo ganas todo: el dinero, los viajes, todo. 

Pasa sólo una vez en la vida,
 por eso hay que estar muy atenta,
 no vaya a ser que se te pase.

Es como un desvío.

Como cuando vas por la carretera y hay un desvío hacia otro sitio pero a lo mejor vas hablando por el móvil o estás discutiendo o pensando en lo que sea y no te das cuenta y se te pasa, y te jodiste porque no puedes volver atrás. 

Pues ese día, es lo mismo: un desvío.







Y es muy importante porque puedes elegir por dónde va a ir todo,
 por ese camino que es nuevo o no. 
Por eso tenemos que estar muy atentas.
Porque hay muy pocas cosas buenas 
y si encima se te pasan porque estás hablando por el móvil
o pensando en otra cosa, sería una mierda. 
Una mierda completa



Princesas

1 comentario:

  1. Que post más original !! No conociamos tu blog, te seguimos!! Saludos y te esperamos ! Besos Chic Cheap ¡Hurra! !!

    ResponderEliminar